¿Sabías que un color es capaz, por sí solo, de realzar la belleza y sacar mayor partido a los atributos de cada persona?. Además, el color es capaz de expresar gustos, edades, estados de ánimo o personalidades.

La investigación ha probado que el color nos influye en varios niveles:

  • El color es capaz de transmitir por sí mismo emociones y mensajes. Actúa sobre los sentimientos y la razón.
  • Hay colores que invitan a realizar deportes o estimulan la actividad mental.
  • La primera reacción del consumidor es ante el color, seguido por un interés en el diseño y aspecto de la prenda y, luego, una valoración del precio.

Cuando nos presentan a una persona, el color con el que viste tiene un impacto muy alto en el juicio de valor que hacemos.
La psicología del color ayuda a definir qué colores nos hacen sentir mejor, y qué comunicamos con cada uno de ellos.

Ventajas de crear tu paleta de color

  • Por una parte, llevar los colores que van contigo, con tu gama de color, es decir, los colores que están en armonía con tu tono de piel, ojos y cabello, mejora la silueta de tu rostro y aporta luminosidad a tu piel.
  • Además de la ventaja de estar con el guapo subido, saber cuál es tu paleta de color tiene muchas ventajas prácticas.
  • Cuando toda tu ropa y complementos tienen la misma base de pigmentación, pocas prendas se convierten en conjuntos súper versátiles, y… ¡sorpresa! todo combina con todo, bueno con casi todo.
  • Crear tu paleta de color te permite tener un armario más flexible e interesante.
  • Ayuda a tu comunicación, es una herramienta súper potente para proyectos de imagen de marca.

¿Por dónde empezar?

En mis asesorías de imagen, cuando trabajamos el test del color, hacemos un ejercicio de observación.
En mis inicios como asesora, tengo que reconocer que me costó. Ahora sería incapaz de verlo de otra forma. Tuve la suerte de trabajar con una profesional increíble que me ayudó a saber observar, a reconocer en el espejo lo que de verdad favorece (hacerlo bien tiene su propia metodología, como casi todo).

Si quieres dar un primer pasito, empieza por lo fácil. Revisa, actualiza y cambia tu «fondo de armario» de maquillaje. En la medida que vayas viendo los resultados de tus cambios te irás animando. Reemplaza partes de arriba, pañuelos, complementos, óptica…

Y, si te animas a utilizarlo en tu imagen de marca, estaré encantada de acompañarte, verás qué abanico de opciones te ofrece y cómo puedes potenciar tu comunicación.

Pin It on Pinterest