Si soy honesta, me he dado cuenta que técnicamente no entiendo mucho de sostenibilidad.

Tomar conciencia de la necesidad que tenemos de cuidar nuestro entorno me ha despertado la curiosidad en entender qué estamos haciendo mal y sus consecuencias y cómo podemos revertirlo o minimizar el impacto. Lo que le hacemos al planeta es lo que realmente me da miedo, y pena. Mientras más aprendo más me doy cuenta que no sé nada y que es muy difícil ser sostenible en un mundo donde impera el concepto de usar y tirar y un consumismo de recursos y energía sin sentido, sin medida.

Lo primero y más importante para mi ha sido entender el concepto. Estoy segura que, cuando defina lo que hoy por hoy es para mi sostenibilidad, añadirías más y sugerirías algún matiz, pero allá voy…

Para mi la sostenibilidad es tener conciencia de los recursos naturales que disponemos, cómo los utilizamos y cómo los cuidamos. Conciencia con la fabricación, con la dignidad en los trabajos y procedimientos, con las marcas que consumimos, con el reciclaje y los usos que le damos a las cosas. Creo que en todas estas áreas podemos cubrir nuestras necesidades sin poner en peligro nuestro entorno y nuestro futuro.

Y he llegado a la conclusión, ilusa de mi, que no es fácil tener una empresa 100% sostenible, por recursos y por costes.

Ahora bien, sí que tengo claro que es la dirección que quiero seguir e implantar. Y, lamento reconocer que, actualmente, aún no lo somos… pero estamos con el convencimiento y en el proceso de serlo.

Nos aliamos con proveedores que comparten este valor, e incorporamos #marcasbonitas que nos ayudan a ir en esta dirección.

Nuestras #marcasbonitas están preocupadas y concienciadas en el respeto por el medio ambiente, la preservación de nuestros recursos, la prevención de la contaminación…

Además, este año estamos trabajando en diferentes acciones medioambientales en nuestros centros DepSystem: en la creación de planes de tratamiento de residuos, reforzando nuestras políticas de uso responsable de producto y materiales en cabina, minimizando el uso de folletos y embalajes en general…

Hoy por hoy, hay que hacer muchos cambios en nuestra manera de plantearnos cómo vivimos. Se ponen en debate muchas cuestiones, y es cierto que hay barreras que costarán superar, pero… ¿y si le damos la vuelta? Uno de los mejores consejos que he recibido es: “no esperes que las cosas cambien, cambia tú las cosas”.

¿Y cómo?, poniendo conciencia en el consumo. Consumir lo que nos aporta, consumir lo que nos cuida y lo que cuida al mundo.

Dicen que un pasito para atrás ni para coger impulso. pero… ¿te acuerdas  cuando se devolvían los botellines de cristal?, ¿o el hábito de comprar un “abrigo bueno”? (seguro que has oído más de una vez esta expresión, y sin duda lucía mejor, ahora tenemos 5 de baja calidad que algunos ni nos lo ponemos y …)

Algo que me encanta es ver que se está concienciando a las futuras generaciones de la necesidad de cuidar el planeta desde el colegio. Le prestan mucha atención, educando en sostenibilidad. Mis hijos son unos expertos en reciclaje y, como amantes de los animales, tienen una especial preocupación por las especies que están en peligro de extinción. Si surge el tema  con amigas que tienen niños o con diferentes mamás coinciden en lo mismo, y eso si que es una inversión de futuro. Si las nuevas generaciones tienen conciencia y el respeto hacia su planeta, el cuidado y el respeto por su entorno forma parte de su estilo de vida, puede haber grandes cambios, cambios imprescindibles e importantes.

Este verano, nos hemos propuesto explorar las diferentes alternativas que ofrece Barcelona+ Sostenible y otras organizaciones. Vamos a probar diferentes experiencias en este tema para ir incorporandolas en nuestras políticas de empresa.

Hoy en día existen infinidad de iniciativas que puedes seguir para iniciar este cambio de conciencia y hábitos. Elige la que más sencilla de aplicar te resulte, pero elige una. Al fin y al cabo, planeta solo tenemos uno y la responsabilidad de cuidar nuestra casa es de todos.

 

(Photo by Valentin Antonucci from Pexels)

Pin It on Pinterest