La consultoría de imagen va mucho más allá de modas, va de ayudar a personas. Rascar un poquito para conectar a la persona con su esencia, desde el conocimiento y el crecimiento personal.

Cuando vemos a alguien no podemos evitar sentir una emoción y cualidades como la autoridad, la confianza, la creatividad… a menudo son juzgadas por la presencia. ¿Te ha pasado alguna vez?

Diferentes estudios dicen que el cómo nos vestimos ha pasado de ser moda a ser comunicación. La sociedad interpreta que la apariencia es un reflejo de lo que somos. Tu imagen, en pocos segundos, dice muchas cosas de ti. Tu seguridad, confianza, educación, competencias… quedan expuestas a través de tu imagen.

“La imagen es storytelling en estado puro”

Por otro lado, me gustaría desmitificar el concepto que en muchas ocasiones tenemos de ella. Por nuestra educación, sociedad… a menudo, la imagen se ve como algo frívolo, como si cuidar de tu imagen fuera sinónimo de tener la cabeza llena de pájaros. ¿Qué pasa, no forma parte de nosotros?, ¿lo has vivido así en alguna ocasión?.

Todo esto forma parte de una serie de creencias que tenemos que desmontar, y vivir la imagen como le venga en gana a cada uno. Para mí, la imagen va mucho más allá de lo puramente estético, es una herramienta muy importante que nos ayuda a reforzar nuestra personalidad y seguridad. A relacionarnos más y mejor, y a comunicarnos de una forma más efectiva.

Tu círculo de comunicación, si, si el tuyo (el cómo te hablas, qué te dices y cómo te haces sentir) ha de estar equilibrado. ¿Y qué es eso del círculo de comunicación?  El círculo va de descubrir tu interior (quién eres, qué te gusta, cuáles son tus valores de vida…) para reforzar el exterior: “tu imagen” y,  a la vez, tu imagen ha de reforzar tu interior. Generando sentimientos positivos como la comodidad, seguridad… No hay nada peor que la sensación de estar insegura con tu imagen; te resta energía, espontaneidad…

Pero… ¿a qué me refiero cuando hablo de imagen? ¿Sabías que en 7 segundos creamos un juicio de valor sobre una persona?

Los estudios dicen que más de 80% de la información que le damos al otro es no verbal.

  • El 7% tiene que ver con tu mensaje.
  • El 38% con tu ritmo, volumen y tono de voz.
  • Y el 55% con tu imagen y corporalidad.

Es un motivo de peso para revisar qué comunicas con tu imagen.

Quiero darte más motivos por los que analizar y cuidar tu imagen, que creo pueden gustarte:

  • Te permite conocerte profundamente e implementar tu verdadero estilo
  • Si tu imagen es marca personal, te ayuda a diferenciarte de tu competencia
  • Crea una coherencia entre lo que eres y lo que muestras
  • El valor emocional ayuda a relacionarte mejor contigo y con los demás

Y por último, me parece muy importante, contemplar tu imagen con todo lo que participa en ella: lo que muestro, lo que digo y cómo lo digo hará que veas lo que comunicas.

Lo podría resumir en una frase: “Cómo te hago sentir cuando estás conmigo

 

Lo que ves + lo que oyes + lo que sientes: Esta es mi definición particular de la imagen

 

 

Pin It on Pinterest